• ROBÓTICA
  • TE PUEDE INTERESAR
  • 79
  • 0

La carrera por el primer puesto entre el humano y la máquina ya ha empezado.

La carrera por el primer puesto entre el humano y la máquina ya ha empezado.

¿Sabes quién ganará? Dejémoslo en tablas

La Inteligencia Artificial ya es una realidad en muchas grandes empresas del mundo, aunque todavía hay una tímida presencia. Una mayor implementación incrementaría considerablemente los ingresos (+38%) y el empleo (+10%) hasta 2022, según un reciente informe de la consultora especializada en digitalización, Accenture Strategy.

Aunque hay compañías que puedan estar reticentes a introducir máquinas en su equipo de trabajo, los estudios y los resultados de algunas firmas demuestran que esta objeción no es la mejor solución. Las empresas que utilizan la IA están mejorando su eficiencia e impulsando nuevas experiencias con sus clientes.

“Para alcanzar mayores niveles de crecimiento, las compañías deberán invertir más y mejor en formación para que sus trabajadores estén preparados y capacitados para manejar las nuevas tecnologías de una forma diferente”, señala Alberto Zamora, managing director de Accenture Strategy.

 

¿Qué beneficios conlleva la implementación de la IA en las empresas?

 

  • Mayor eficiencia en todas las áreas

La introducción de la IA en todos los departamentos mejoraría el rendimiento de todo el personal, ya que facilitaría y simplificaría muchas tareas. Como ejemplo, en el área de los Recursos Humanos, hay herramientas que podrían mejorar la predicción sobre el comportamiento y compromiso de un nuevo colaborador. Además, en el área de Ventas, la IA ayudaría a visualizar en tiempo real a nuevos clientes potenciales, así como a conocer cambios repentinos en ciclos de compra o actuaciones de la competencia.

  • Nuevas competencias

La inversión de las organizaciones en IA desarrollaría un valor añadido extra a diferencia de las empresas que no invirtieran en ello. De este modo, las entidades podrían aportar nuevos elementos útiles en Marketing, Atención al Cliente, Comerciales, Servicios de Posventa, entre otros. Por ejemplo, se podría conocer la satisfacción que el cliente tiene en todo momento y poder actuar en consecuencia de la manera más acertada.

  • Machine Learning

Esta característica permite a la empresa anticiparse a los cambios en el mercado, patrones de venta y, en concreto, predecir lo que el usuario demanda. Asimismo, ayuda a construir mejores aplicaciones que interactúen con las cosas que las personas crean: imágenes, texto o voz. Esta tecnología posibilita crear software que procese toda esta información.

  • Mayor seguridad

La seguridad es esencial. En este punto, la IA se vuelve partícipe, utilizando herramientas que en lugar de detectar virus e intentar solucionarlos, simplemente los previene. Se anticipa al problema.

  • Análisis de datos con los chatbots

La comunicación actualmente entre las personas y el sistema automatizado chatbots aún es frío. Sin embargo, esta herramienta en el futuro será fundamental porque permite procesar y analizar información del cliente desde el primer contacto y proporcionar perspectivas útiles para entenderle.

 

Caso de éxito: Amazon

Una buena implementación de esta tecnología digital se observa en la plataforma virtual Amazon que basa gran parte de su negocio en sistemas de aprendizaje automático. Por ejemplo, según la entidad, la IA le ayuda mejorar la experiencia y selección del cliente, así como optimizar su velocidad y calidad logística. En ese sentido, la empresa creó Amazon Web Services para permitir que otras empresas disfruten de la misma infraestructura. La empresa española online entradas.com, que utiliza este servicio, tiene ahora capacidad para gestionar un 50% más de tráfico.

Nadie puede negar el potencial de la plataforma digital Amazon que prácticamente vende cualquier producto. Sin embargo, el ser humano ha creado esta tecnología, nuestra capacidad de imaginar no puede ser imitada (aún) por las máquinas. En ese sentido, nos preguntamos qué papel ocuparemos en la civilización híbrida del siglo XXI.

 

¿Cómo nos relacionaremos con las máquinas?

La clave se encuentra en potenciar por igual lo humano y la IA con el objetivo de que las máquinas nos ayuden y no nos dominen, una idea recogida de la tendencia Human Zero del Observatorio Netexplo.

Un ejemplo es la innovación Atomnet. Un algoritmo que está comprobando continuamente la interacción entre millones de medicamentos potenciales y la patología del cáncer, con el fin de identificar las sustancias más eficaces. Un verdadero beneficio ya que permite acelerar la investigación de tratamientos. Pero sus resultados siempre deben estar aprobados por un humano ya que, aunque el resultado pueda terminar con las células cancerosas, puede ser letal por otro aspecto que el algoritmo no esté teniendo en cuenta.

No podemos olvidarnos de que son tecnologías desarrolladas para mejorar nuestra existencia en el mundo, por lo que deberíamos plantearnos hasta qué punto somos capaces de dejarnos llevar por la inteligencia automatizada y no ser dominados.

No vayamos a convertirnos en Justin Timberlake en la película de ficción In Time, donde las personas no envejecen pero, a cambio, tienen que aportar dinero al Estado por cada año de vida.

 

Añade tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *