• IMPRESIÓN 3D
  • 422
  • 0

MAKERS, IMPRESIÓN 3D Y SOLIDARIDAD

MOVIMIENTO MAKERS

Desde hace 15 años, la cultura Maker se ha expandido por todo el mundo y ha dado a lugar a diversas iniciativas internacionales a menudo materializadas por las ganas de los Makers de hacer espacios de creación y de agrupación.
La aparición del movimiento Makers tuvo lugar en California en el año 2005 cuando se publicó el primer número de la revista Make. De ahí viene el término “Makers”, empleado por primera vez para designar a esta comunidad, cuyo cimiento es la creatividad y el deseo de hacer algo en grupo.

Los Makers son un movimiento, es una cultura. ¿Su filosofía?
¡La del “Do-It-Yourself”, el “hazlo tu mismo”!.

En tres frases podríamos sintetizar el movimiento makers:

  • Es una artesanía porque se trata de crear, producir fuera de las grandes cadenas.
  • Es imaginativa porque sus propósitos no son duplicar sino innovar.
  • Es digital porque este movimiento es posible gracias a la tecnología.

 

INSPIRACIÓN PARA LAS EMPRESAS

El movimiento de los Makers nos ayuda a pensar en el papel del consumidor, que puede convertirse en un actor de la producción, y en la importancia de las comunidades de intercambio en un mundo globalizado. Nos ayuda a cuestionarnos e incluso a volver a pensar en los modos tradicionales de diseño, de producción y distribución de las empresas.

¿Es el movimiento Makers un modelo de producción y de distribución ante el cual deben inspirarse las empresas y deben comenzar a seguir desde sus laboratorios de Innovación y Desarrollo?

LAS PALABRAS CLAVE DE LA CULTURA MAKER…

OPENSOURCE

La denominación opensource, o “código abierto” se aplica a los programas cuya licencia respeta unos criterios precisamente establecidos por el Open Source Initiative, es decir, las posibilidades de libre redistribución, de acceso al código fuente y de creación de trabajos derivados.

Disponible para el gran público, este código fuente es generalmente el resultado de una colaboración entre programadores.

CROWDSOURCING

El crowdsourcing es el uso de la creatividad, de la inteligencia y de la habilidad de un gran número de personas subcontratadas para realizar algunas tareas realizadas tradicionalmente por un empleado o un emprendedor. Existen numerosas formas, herramientas, objetivos y estrategias de crowdsourcing. El trabajo puede ser colaborativo o, todo lo contrario, efectuarse en paralelo.

 COMUNIDAD

Los makers son, ante todo, una comunidad.

Solos no somos nada,
siendo muchos somos más fuertes,
más inteligentes y más productivos.

Las motivaciones del Maker son numerosas y variadas y van desde un activismo ecológico (lo hago yo mismo, a pequeña escala, de manera local y a bajo coste) hasta la búsqueda de economización (lo hago yo mismo para reducir los costes), pasando por las ganas de crear (lo hago yo mismo por placer) o la necesidad de rellenar un vacío (lo hago yo mismo porque lo que necesito no existe o no me satisface).

¡Y esta pequeña lista está lejos de estar completa! Podríamos añadir por ejemplo las ganas de innovar y de crear, las ganas de emprender, las ganas de conocer o las ganas de formarse

Los lugares del movimiento Makers.

Antes de hablaros de estos lugares, necesitamos aclarar el concepto “third place”, que viene de la separación de los dos entornos sociales habituales; del hogar («primer lugar») y del lugar de trabajo («segundo lugar»).

Un hackerspace

Un hackerspace es un “third place” donde las personas con un interés común (normalmente sobre informática, tecnología, ciencias, artes…) pueden reunirse y colaborar.

Son unos laboratorios comunitarios abiertos donde unas personas (los hackers) pueden compartir recursos y conocimiento. Muchos hackerspaces utilizan y participan en unos proyectos en torno a programas libres, material libre, recursos documentales bajo una licencia libre o unos medios alternativos que alimentan, de este modo, un patrimonio de información común.

Un Makerspace

Es un “third place” tipo taller de fabricación digital, evolución del hackerspace, abierto al público y que facilita unas máquinas-herramienta que normalmente están reservadas a unos profesionales con el fin de crear prototipos rápidamente o de producir a pequeña escala.

Con la evolución del hackerspace, es decir, manteniendo la ética hacker, estos lugares buscan, además de suministrar unas herramientas, proveer unas competencias y conocimientos.

Un fablab

Un FabLab (contracción del inglés fabrication laboratory, “laboratorio de fabricación”) es un Makerspace definido por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la FabFoundation que proponen el inventario mínimo que permite la creación de los principales proyectos fab labs: un conjunto de programas, soluciones libres y open-sources, los Fab Modules, y una carta de la organización, la Fab Charter.

La feria reina: La Maker Faire

Un evento creado por Dale Dougherty, cofundador de la revista Make que reúne talleres, presentaciones y conferencias sobre temas relacionados con la creatividad, fabricación y cultura Maker.

La primera Maker Faire se hizo en San Mateo, California, en el año 2006 y reúne hoy en día a más de 300 000 personas, mientras que actualmente se hacen más de 100 Maker Faire en todo el mundo. En 2019, en España, se hizo en Bilbao.

El objetivo de estas ferias es permitir a los Makers reunirse, incitar a las personas a que se atrevan, tengan curiosidad y se inspiren de los proyectos de los demás.

La impresora 3D, la gran aliada.

La impresión 3D, está cambiando radicalmente la forma en la que los productos y bienes de consumo son pensados, producidos y distribuidos. También lo está haciendo en nuestros hogares, ya que muchas personas ya usan impresoras 3D para crear todo tipo de objetos cómodamente desde su escritorio.

LAS GRANDES VENTAJAS DE LA IMPRESIÓN 3D

Entre las ventajas más destacadas para el mundo empresarial, los expertos en esta área coinciden en 3 ventajas fundamentales:

1.     AGILIDAD: Sin duda, la rapidez para transformar modelos digitales en objetos reales es uno de los principales motivos por los que cada vez más fabricantes deciden integrar la impresión 3D en sus procesos. Productos que antes se diseñaban y fabricaban en semanas, meses e incluso, años, ahora pueden ser producidos y lanzados al mercado en cuestión de días.

2.     AHORRO DE COSTES: Uno de los principales factores de éxito de la impresión 3D es que ahorra costes. Un ejemplo es Volkswagen Portugal, que ahorró 160.000 € en sus fábricas gracias al manejo de impresoras FDM de sobremesa, reduciendo los costes de producción en un 90%.

3.     VENTAJA COMPETITIVA: Para el sector industrial, la Impresión 3D está permitiendo una producción más cercana al cliente final, ya que se pueden crear productos completamente customizados y creados a demanda del cliente. Si bien, los ingenieros antes se preocupaban más por la inmediatez de la fabricación y los costes de esta, ahora pueden dedicar más tiempo al proceso de diseño y customización al gusto del cliente y consumidor. Si a esto le añadimos el ahorro de costes y de tiempo del que hablábamos en los puntos anteriores, la ventaja competitiva de las empresas está clara.

LA IMPRESIÓN 3D EN LA MEDICINA

La Impresión 3D ha alcanzado cuotas de éxito impresionantes durante los últimos años. Lejos de estancarse, las predicciones de los expertos en el sector muestran que los ingresos de la industria de la Impresión 3D mundial superarán los 8.000 millones de dólares en 2019 y los 18,6 billones en 2020.

Estos datos no hacen, sino confirmar, que el futuro que le espera a la Impresión 3D es más que brillante y la gran evolución se puede ver, en mayor medida, gracias al campo de la medicina.

La impresión 3D se realiza diciéndole a una impresora que aplique capa sobre capa de un material específico, a menudo polvo de plástico o metal, moldeando este material capa por capa hasta el producto final, ya sea un juguete, un par de gafas de sol o una prótesis.

Podemos encontrar diferentes tipologías de producto dentro de la impresión 3D en el campo de la medicina:

Bioimpresión e ingeniería de tejidos

La tecnología médica ahora está aprovechando la impresión 3D y está construyendo pequeños órganos, conocidos como organoides, utilizando las mismas técnicas, pero con células madre como material de producción. Estos organoides, una vez construidos, podrán adaptarse y aprender en el cuerpo de un paciente enfermo para hacerse cargo cuando un órgano, como un riñón o un hígado, falle.

Piel impresa en 3D para víctimas de quemaduras

Científicos de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), CIEMAT (Centro de Investigación Energética, Ambiental y Tecnológica), Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en colaboración con la firma BioDan Group, han presentado un prototipo para una bioimpresora 3D que puede crear totalmente piel humana funcional. Esta piel es adecuada para trasplantar a pacientes o para usar en investigaciones o pruebas de productos cosméticos, químicos y farmacéuticos.

Farmacología

La impresión 3D también tiene el potencial de cambiar el mundo farmacéutico y simplificar enormemente la vida diaria de los pacientes con enfermedades crónicas.

Como ejemplo, Netexplo detectó en el año 2016 OPEN INSULIN PROJECT

¿Y si mañana los enfermos pudieran librarse de los itinerarios del medicamento tradicional, para crear las medicinas ellos mismos, consiguiendo el acceso a estas desde el open source?

Open Source Insulin Project, apoyado por una campaña de crowdfunding, cuenta con programar la secuencia ADN de insulina necesaria para los diabéticos, para integrarla en una bacteria que la podrá producir. El objetivo es permitir a los diabéticos que en un futuro produzcan ellos mismos su medicación con una impresora 3D.

Prótesis personalizadas

A diferencia de las prótesis tradicionales, que se fabrican en masa como cualquier otro producto tradicional producido en fábrica, las prótesis impresas en 3D se adaptan a la medida de cada usuario individual. Al capturar digitalmente las medidas únicas de la persona, se puede construir “un traje a medida”, al igual que lo haría un sastre, creando un diseño práctico y adaptado que se ajusta, al milímetro, al cuerpo de cada individuo.

Nuestro experto Netexplo en Impresión 3D, Guillermo premio Princesa de Girona 2020, Ingeniero en Organización Industrial con años de experiencia en desarrollo de producto en empresas del sector del juguete, tras un inspirador viaje a Kenia, comenzó a liderar un proyecto de prótesis- tresdesis, que pretende ayudar a personas sin recursos de cualquier parte del mundo mejorando su calidad de vida.

Las trésdesis son brazos impresos en 3D con movilidad prensil gracias a la articulación que tenga cada persona cerca de su lesión (muñeca, codo, hombro). Dichos modelos están basados en los modelos originales de Enabling the Future, incorporando desde Ayúdame3D, un nuevo modelo para personas sin codo.

Como veníamos diciendo, tanto el movimiento Maker como los forofos de la impresión 3D, basan su actividad en las necesidades sociales, y su motor suele su corazón y sus ganas de ayudar.

AHORA LOS RESPIRADORES, máscaras y EPIS.

En la página web de Ayúdame3D podemos leer, “Debido a la actual crisis sanitaria desde ONG Ayúdame3D hemos decidido dedicarnos al 100% en la ayuda frente al COVID-19.

Tras ver las numerosas iniciativas desarrolladas por personas y entidades hemos decidido sumarnos a la fabricación de máscaras de cara para profesionales en posible contacto con grupos de riesgo”

Esta ONG ya ha entregado 3.000 máscaras en más de 50 centros en todo el territorio español.

Mira el vídeo del proyecto

Ayúdame3D además espera:

Que cuando todo esto pase no nos olvidemos del resto y transfiramos lo aprendido.

 

Desde nuestro 3DLab de Kenia llevan semanas imprimiendo máscaras que empezarán a repartir a hospitales próximos.

 

 

 

Añade tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *